RedRum

De tanto repetirlas, las palabras pierden su significado.

Se convierten en sonidos grotescos que vuelven y regresan, y nos golpean con la intención del que las pronuncia, y dan y quitan razón y nos enfrentan.

Anuncios

Sueños

Hay otros mundos, pero están en este.

Que nadie nos robe los sueños.