Atavismo

Frecuento las redes sociales y cada vez leo más comentarios airados que responden a preguntas no formuladas que, además, no se han leído bien. De locos. El mundo va deprisa, todo es inmediato y fugaz, y entre la ausencia del ejercicio de la lectura y el culto al producto masticado y desechable se evidencia una recesión comunicativa que va a más, por lo pronto creando confusión y malestar a veces, y luego ya veremos.

Viajeros (II)

Empieza un año nuevo y un nuevo decenio y se nos disparan los deseos y los buenos propósitos, pero parece que nos olvidamos, ay, de que es un día más con respecto a ayer, y que hay causas abiertas que viajan con nosotros y no entienden de calendarios ni de reinicios.

Inmediatez

Hoy es ya tarde.

Ayer fue el momento. Ayer sonó la canción esa de la que todos hablan.

Mañana ya nadie se acordará de ella, porque mañana será el ayer de pasado mañana.

Y, mientras, la memoria muere. Y cuando llegue la vejez no habrá un recuerdo asociado a un instante mágico, porque esos instantes estaban solo de paso.